Farmacéutica y “Hierbas” por vocación. Convencida del poder de las plantas y de la alimentación para ayudar a las personas a encontrarse mejor. Por ello estos últimos años me he volcado en el estudio de la nutrición, como dietista-nutricionista. Tengo además  postgrados Universitarios de especialización en nutrición clínica y fitoterapia y me he decantado por profundizar en la salud integrativa, a través de estudios específicos sobre microbiota, inflamación y salud hormonal de la mujer con el enfoque de la psiconeuroinmunología. 
Lo que más me gusta de mi trabajo es la parte humana, quizá por ello me he dedicado también a la cooperación al desarrollo en el ámbito farmacéutico, en contacto con diversas ONG ya que creo firmemente en que ¡el derecho a la salud debe ser universal! Mi ilusión es la de poder ayudarte a recuperar tu equilibrio y bienestar.