El ghee es una mantequilla clarificada, aunque también se le conoce como el “elixir dorado” y no nos extraña, porque sus propiedades para la salud son muy interesantes.
Su uso es muy habitual en la cultura Ayurveda y en la cocina India.

¿Cómo se prepara?

A través de un proceso térmico que consigue evaporar el agua y separar los productos sólidos como proteínas y azúcares. De esta manera queda únicamente la fracción grasa de la mantequilla. El sabor que queda es ligeramente tostado y dulzón, con un toque a frutos secos. ¡Queda fenomenal con cualquier preparación! A nosotras nos gusta mucho usarlo como grasa para cocinar. Aporta matices muy ricos a los alimentos y resiste fenomenal las temperaturas altas sin oxidarse.

Se puede hacer en casa, pero recomendamos elegir para ello mantequillas ecológicas cuya leche venga de vacas o cabras de pasto. También puedes encontrarlo en nuestro herbolario ya preparado – y con certificado ecológico- en un cómodo frasco de cristal.

¿Y por qué es tan bueno nutricionalmente?

Porque supone una fuente importante de grasas saludables como: omega-3, ácido linoleico conjugado y ácido butírico. Además contiene vitaminas liposubles como la A,E K, minerales y compuestos antioxidantes.
No tiene caseína de la leche ni lactosa, porque en su preparación se han retirado. Es muy recomendable en determinadas dietas y estilos de vida antiinflamatoria. Eso sí, aconsejamos que personas con alergias o intolerancias mantengan prudencia por la presencia de trazas.

¿Qué beneficios tiene para la salud?

  • Aporta ácidos grasos de cadena corta como el butirato, muy importante para mantener en buen estado nuestra microbiota intestinal.
  • Mejora la digestión y sirve como vehículo de algunos nutrientes, mejorando su absorción
  • Repara y mejora la mucosa intestinal
  • Fortalece el sistema nervioso
  • Ayuda a lubricar y mejorar el tránsito intestinal
  • Por su contenido en CLA (ácido linoleico conjugado) y sus compuestos antioxidantes ayuda a proteger la salud cardiovascular.

¿Puede un alimento mejorar la salud por si solo?

Lo que cuenta es el equilibrio y no se puede desvincular de un estilo de vida saludable. Al ser un producto graso recomendamos consumirlo de forma moderada y en el contexto de unos hábitos sanos. El uso de pequeñas cantidades, por ejemplo al cocinar, es suficiente para aportar grandes beneficios para la salud

.
¿Lo has probado alguna vez?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.